miércoles, 21 de enero de 2009

Marley & me

Marley y yoCreo que éste es el único papel digno que ha tenido Owen Wilson en su larga carrera, ya no es un vaquero que guerrea por las noches en un museo, es un hombre que pasa de ser un recien casado con ganas de ser reportero, a un hombre maduro que se da cuenta que como columnista es mejor.

Además, ésta historia tiene sus pies anclados en la realidad, el John Grogan de la vida real existe y es un autor reconocido, del que justamente "Marley & Me" es uno de sus best-sellers.

El autor cuenta la historia de su perro, sin poder abstraerla del resto de su vida, Marley era un labrador que le acompaño en su viaje a la paternidad y le dejo cuando se había hecho a la idea de que aunque no pudo cumplir su sueño de ser un gran reportero, encontro en escribir columnas, muchas inspiradas por su perro, una beta en la que también logro descollar.

Marley y yo es una película pequeña y llena de sentimentalismo, una película familiar, pero con un gran sustento en la evolución de los personajes, en particular el John de Owen Wilson, que batalla por formar una familia, hacer feliz a su esposa y se encuentra dividido entre seguir explotando su anhelo de reportear con el de escribir periódicamente.
Marley y yo libro
Esa evolución, su llegada a los 40, el encuentro con su amigo quien si se ha convertido en un gran reportero, pero está sólo es una escena fuerte de ésta cinta, parece ser que no se puede tener "the Whole enchilada", hay que elegir lo que se quiere y si se quiere, yo no soy padre, pero parece ser que esa también es una coyuntura llena de sacrificios.

La combinación de Owen Wilson y Jennifer Aniston apuntaba a una comedia, pero no, es una cinta más familiar, sin duda hay muchos momentos de risas, pero, no, definitivamente no es una comedia romántica, pues desde el inicio ellos ya están casados.
Así que no va por ahí, tampoco es una cinta que venga a marcar un antes y después, de hecho es una cinta que puede perfectamente verse en la pantalla chica, digo, no hay efectos especiales, Owen y Aniston se interpretan a si mismos en todas sus edades, los niños cambian y los perros que "interpretan" a Marley también.

Rei mucho con ésta cinta y al final, con la despedida del peor perro del mundo paso algo que ninguna otra cinta me había provocado.

2 comentarios:

  1. Ya ví en tu Twitter que te saco tus lagrimitas, suena bastante bien, considerando que por lo general las películas de mascotas apestan. :p

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Ja
    Fue sólo una y me sorprendió, al principio pensé que tenía una fuga.

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje, recuerda que todos tenemos una opinión y todas merecen ser escuchadas