domingo, 25 de mayo de 2008

Speed Racer / マッハGoGoGo / Meteoro

Pues finalmente vi Speed Racer el pasado lunes, fui a laSpeed Racer / マッハGoGoGo / Meteoro función de las 11 de la noche en un Cinemex, fue la única manera de verla en su versión original.

No me gusta que la tendencia de éste año es a poner muchas funciones dobladas, no entiendo la excusas de que no les gusta leer sub-títulos, ¿es acaso ésta una de las generaciones más flojas en la historia?, de hecho también en el campo de los subtítulos las cosas están muy mal, no sé quien puso los de “Definitivamente, tal vez”, pero definitivamente son muy malos.

Ok, volviendo a Speed Racer/ Meteoro como se le conoce en México.

Los Wachowsky no se han encontrado con el status de visionarios que tuvieron a finales de los 90, pero hay algo constante en sus cintas que es una increíble presentación de lo que ellos quieren plasmar, ocurrió con las tres partes de “The Matrix” y también con “V for Vendetta” , ésta no es la excepción, desde la secuencia inicial asistimos a un espectáculo audiovisual que logra sorprendernos aun cuando nuestra capacidad de asombro ya es muy rara, desde la primera escena vemos el trabajo de un par de apasionados que crearon un mundo para su cinta.

Vemos unos suburbios muy apacibles y unos circuitos de locura en los que se desplazan vehículos que ya no dependen de los combustibles fósiles y son increíblemente complejos, aprovechan la velocidad, el peralte, cada llanta de controla individualmente, en fin, la peor pesadilla de los que solo manejan automático, je, je.

Desde los primeros minutos nos damos cuenta de que la historia va más alla de una carrera con un trofeo como meta, como ya lo he dicho anteriormente, yo no conozco el material original, pero eso no impidió que la disfrutara enormemente.

De hecho, sin darme cuenta en algún momento yo también estaba a punto de gritar GO,GO,GO Speed Racer, creo que a diferencia de lo que ha pasado con Roland Emerich que cada día está más perdido, los hermanos Wachowsky están un poco más cerca de dejar de ser directores pisoteados por la critica y amados por el publico en general para pasar a ser un poco más respetados que por ser lo que nos presentaron la Matrix allá en 1999.

Hay muchos pequeños detalles como que algunos de los corredores y equipos sean nipones, lo mismo con las caricaturas que están viendo el más joven de los hijos de la familia Racer y su mono ¿mascota? Que están en japonés.

Trixie, por dios, creo que Christina Ricci es la mejor actriz para encarnar a una chica de anime, sus ojos enormes (y la frente que no es pequeña) la hacen adueñarse del papel de gran manera.

Susan Sarandon y John Goodman tienen unos papeles muy pequeños, pero lo hacen bien y me imagino que no lo hicieron por su gran corazón, cierto es que Susan Sarandon puede dar más, mucho más pero sus pocas líneas las entrega muy bien, John Goodman tiene la oportunidad de desarrollar la comedia y ciertamente son esas las aguas en las que mejor se conduce. Además de que el elemento de la familia está muy bien representado en ésta ocasión por los Wachowsky.

Los Wachowsky tienen dos elementos característicos en sus cintas, largas secuencias de diálogo que pueden o no ayudar a contar la historia, pueden o no ser necesarias y también largas secuencias de acción en las que no se intercambian muchas frases, está muy marcado, diálogo, al estilo japonés, excesivo y después acción, acción que siempre trata de innovar , enjuague y repita y de momento funciona, tal vez nunca como ahora en que las secuencias de acción son las carreras, tanto en circuitos como en exteriores y se dan tiempo de hacer uno que otro flashback necesario para contar su historia, que si bien no soporta mucho examen es mucho más de lo que esperaba, de nueva cuenta no sé si es fiel al original, pero podría apostar que si, pues éste proyecto le emocionaba a los Wachowsky y se nota, criticar ésta cinta por la historia o los gadgets o la cámara es no entender a los cineastas, es el típico error en el que caen muchas personas, que no pueden ponerse en el lugar del cineasta, ya sea por la incapacidad de los mismos o porque su criterio es más bien estrecho e insisten en querer medir a todas las cintas con la misma regla.

A mi Speed Racer me sorprendió gratamente, no sé si porque al igual que paso con IRONMAN, iba al cine casi sin esperanzas, pero éste año 2008 va afortunadamente quitándome el mal sabor de boca de los estrenos de 2007 que fueron más bien pobres.

Si, la vería en IMAX, pero en mi país no existe la posibilidad de verla en su versión original.

No se me olvida Emile Hirsch, el look de Elvis Presley le va y de verdad le crees que es más joven de lo que en realidad

1 comentario:

  1. Me encantó la película, Jiff. Fue realmente increíble ver la forma en que reprodujeron la caricatura. Me quedé con el ojo cuadrado. Yo, como soy más viejito que tú, sí recuerdo (perfectamente) el comic original. No me lo perdía aunque me mataran. Los personajes están muy bien elegidos, especialmente Christina Ricci, que además de bella se parece muchísimo a la Trixie original.

    La caricatura original era muy, pero muy primitivita, pero de verdad que a mí me parecía sobrebia. Hay un pequeño video en Youtube con un trozo de un capítulo: http://www.youtube.com/watch?v=pQZDPt5ZOlc

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje, recuerda que todos tenemos una opinión y todas merecen ser escuchadas