martes, 8 de julio de 2008

Flawless/ Un plan brillante

Flawless

La nueva cinta de Demi Moore, quien después de haber estado sobre expuesta y agotar su imagen de mujer dura después de Striptease, G.I. Jane y otras más se ha dejado ver muy poco en los últimos años, llega acompañada de Michael Caine, quien en su papel de Alfred estará presente en una de las cintas más esperadas del año, en ésta cinta representa a un hombre que se toma su tiempo para hacer las cosas, y sabe que la venganza es un platillo que se disfruta mucho mejor frío.


Ella,Laura Quinn, norteamericana educada en Oxford con honres es una mujer ejecutiva ambiciosa, batallando por abrirse paso en el campo de los diamantes, un mundo habitado exclusivamente por hombres y donde pese a su capacidad y trabajo duro. La dirección continua sin promoverla, lo que Mr. Hobbs, el personaje de Michael Caine, quien trabaja como superintendente en el turno nocturno, con una trágica y desconocida historia en su pasado como motor y aliento, sabe aprovechar para hacerla su cómplice en el golpe que dará para exorcizar los fantasmas de su pasado.


La acción tiene lugar en Londres a principios de la década de los 60, el mundo de la posguerra, poco antes de la explosión de la psicodelia, del surgimiento de movimientos estudiantiles y del fenómeno hippie, en realidad era un mundo muy distinto al que tenemos hoy en día, en particular, las condiciones de igualdad entre géneros estaban muy mal, no existía la acción afirmativa, ni requisitos mínimos de certificaciones ISO, las mujeres que elegían una carrera renunciando a formar una familia generalmente se quedaban estancadas en el mismo sitio, vituperadas por la sociedad y tachadas de anti-natura, suficiente frustración e ira como para que si la oportunidad se presentaba si se volvieran contra su empleador.

Pues teniendo motivación ambos personajes, solo faltaba hallar el modo de ejercer ventaja, y tomando ventaja de su posición y su condición lo logran, el personaje de Michael Caine es personal de limpieza, es invisible para fines prácticos, ignorado por muchos, que hablan de asuntos delicados en su presencia, púes piensan que no es nadie, lo cual él usa para recaudar la información que necesita, mientras ue el personaje de Demi Moore es visto como un estorbo, una rareza y es prescindible, pero también tiene acceso a las altas esferas de la compañía y de nueva cuenta, es alguien que despierta pocas sospechas.

Sin contarles los detalles digamos que su plan tiene éxito, cobran su venganza y obtienen lo que desean, la cinta no es una apología del crimen, pero está a punto de serlo.

¿Qué fue de ellos después de tantos años?

La cinta tiene una ambientación muy lograda, al menos en los interiores, en el exterior, no sé que tan bien transmiten la sensación de estar en la capital inglesa en los tiempos de la posguerra.

La historia es un poco genérica, pero es bien ejecutada, para los fans del genero no supondrá ninguna sorpresa, pero como fans del genero, tampoco les decepcionara, la actuación de Demi Moore no es para escribir a casa y soltar cohetes, pero le creemos el papel, Michael Caine es demasiado frìo, muy dueño de la situación, como debería ser alguien con tantos deseos de venganza y años de planeación, aunque los detalles reales del robo sólo los definen unos momentos antes.


Los demás papeles, los de la dirigencia, la de los aseguradores, y etc son más bien breves, con la excepción del detective que sospecha de ellos y se queda cerca, muy cerca de evidenciarlos, es una cinta de dos actores que arranca y termina en el Londres actual.


Por curioso que parezca, ésta cinta me recordó mucho aquella de Ladrón que roba a ladrón, pues en ambas se aborda el hecho de que muchas veces las personas que trabajan a nuestro alrededor parecen ser invisibles, en sociedades como ésta en las que tendemos a minimizar a los demás, cometiendo graves errores pues podrías ser que frente a nosotros tengamos personas inteligentes que carecieron de estímulos, medios o motivos para hace otras cosa y que podrían ser muy valiosos y también en las dos cintas resultan ser muy peligrosos.



2 comentarios:

  1. A mí me fascinan este tipo de películas. Las adoro, así que tal vez mi opinión no sea muy objetiva, pero es de lo mejorcito que he visto últimamente. Michael Caine es... fenomenal. No es un actor de grandes dramas, pero sí de enorme profundidad en los papeles que interpreta. Un maestro en el arte del uso del lenguaje, de las pausas, del tono de la voz. Podría decir que actúa con la garganta. Las pocas veces que he visto alguna película de él doblada (Alfie, la primera versión) resulta espantoso.

    En cuanto a Demi Moore, es la primera vez que le aplaudí. Por fin se dio cuenta que tiene 45 aós y que ya no puede hacerla de dama joven. Está bien, muy bien en su papel. No se ganará un Oscar, pero sí el interés del público.

    La historia, como dices, es predecible. Sin embargo, a mí me envolvió por completo. Coincido en que la ambientación es un poco deficiente, pero tampoco es pésima. Lo que no me gustó para nada fue la sosa banda sonora. Hubieran posido hacer un mejor trabajo al respecto. En cuanto al maquillaje, se les pasó la mano con la Demi Moore anciana. Caramba, yo pensaba que en cualquier momento se iba a desplomar y que se convertiría en cenizas. Je, je. Ya no le cabía una arruga más en la cara, y se les olvidó envejecerle los ojos, así que se veía francamente extraña.

    En general, una película más que decente, desde mi punto de vista. La volvería a ver en unos años sin pensármelo dos veces.

    ResponderEliminar
  2. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje, recuerda que todos tenemos una opinión y todas merecen ser escuchadas