lunes, 21 de julio de 2008

The Dark Knight /El caballero de la noche

The Dark Knight /El caballero de la noche
La secuela de la muy buena Batman Begins es tan buena que opaca a su antecesora de fea forma.

The Dark Knight da para hablar de ella mucho tiempo, mucho más de lo que toma dejar la sala y reincorporarse a la rutina, volver a casa o al trabajo.

Se pueden discutir tantas cosas, de que tan realista es o no.

Primero, cierto, uno de los grandes Meritos de Nolan y familía fue en Batman Begins hacer el mito lo más cercano ala realidad que fuera posible, pero sigue siendo una fantasía, así que habría que poner esas exclamaciones de realismo entre parentesís.

The Dark Knight es una cinta que se puede ver como una discusión de los efectos del crimen y su combate en la sociedad, un tema particularmente podeoso y tristemente casi universal, dejando de lado los billetes y el entrenamiento de Bruce Wayne y la motivación que nadie comparte del Joker, hay una batalla en el sub-consciente de los habitantes de Ciudad Gótica, los símbolos son poderosos y a veces un símbolo es más que suficiente para matar o morir.

En ésta ocasión más allá de que el Joker es llevado mucho más allá de las pobres versiones anteriores, hace pedazos el de Jack Nicholson, pues ese era un personaje distinto, éste joker nadiee sabe de donde ha salido, nadie comprende sus motivos, eso lo hace más aterrador, al igual que con el Doomsday que dio cuenta de Superman, el no conocer su origen hace que las cosas se sientan más injustas, éste hombre sin ningún derecho llega a arrebatarle la esperanza que el nuevo fiscal de distrito había traído a Ciudad Gótica, salió de la nada, o más bien Batman lo hizo salir.

Aparte del viaje que experimente el personaje de Harvey Dent que podría verse con sus respectivas diferencias y distinciones como el de Anakin Skywalker que pasa de un extremo a otro en unos cuantos años, ahora todo ocurre en cuestión de días y él no es la única víctima.

Esos horrores sin razón aparente, como nunca antes se habían visto, como sólo las versiones de los comics habían insinuado, un joker matando gente mientras sufre un ataque de risa, las múltiples versiones del origen de sus cicatrices, su forma de ver el mundo, su definición como un agente del caos, que es justo, la conclusión de Harvey Dent de que no se puede der un hombre decente en un mundo indecente, que el azar es la única justicia y el enorme sacrificio de Bruce Wayne que estando fuera de la ley compartía sus metas y debe decidir The Dark Knight /El caballero de la nochesi vale la pena continuar.


Una lucha a la que llega a renunciar, pero que cuando alguién más le demuestra que cree que es correcto, que puede ser que el fin justifique los miedos, que se combate al fuego con el fuego le regresa una motivación.

Para después arrebatarle una esperanza, lo deja hundido completamente en su oscuridad, ya sólo queda él y su cruzada, una cruzada que sólo se tornara gradualmente más difícil pues la voluble opinión pública ha caido presa de los actos del joker y del crimen organizado que se ha consolidado al tener un enemigo común.

La escala de ésta cinta es muy superior a la anterior, ya no hay elementos de origen, desde los primeros minutos vemos al encapotado repartiendo golpes.

Hay largas secuencias de acción, tanto es así que es difícil seguirle la pista a lo que se supone que es el elemento principal, una trama muy rica, muy compleja, muy llena de detalles, que amerita que la cinta sea vista en más de una ocasión.

Es la mejor cinta de lo que va del año.

Normalmente cuando una cinta es así de buena, no digo gran cosa, como fue el caso de Wall-e, pero si ustedes supieran todo lo que tengo que decir acerca de éste triunfo, de ésta que es la mejor adaptación del comic de super-héroes, se darían cuenta de que estoy siendo mesurado.


Las actuaciones, por lo menos para los papeles que tenían algo que decir, como es el caso del de Rachel Dawes, que ya no volverá a pasar por ese problema, son buenas, vemos unos segundos a Cillian Murphy, Gary Oldman tiene muchas situaciones que lo ponen de un extremo a otro en los 150 minutos que dura la cinta, Heath Ledger, no sé si la Academia considere un oscar póstumo, pero es un clamor popular, no sé si los miembros lo compartan.

La historia ciertamente te deja con el corazón en un puño, es triste, parece que no hay esperanza y al igual que con la mejor de las cintas de Star Wars no es algo que conecte con los más inmaduros,

El doblaje a lo mejor sólo sirve para la actriz que da vida a Rachel Dawess, pero espero no saberlo

2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón: Cuando las películas son así de buenas, es difícil decir algo, por el riesgo de quedarse corto. Lo que más me gustó fue la forma (bastante limpia) de enfocar la vida de un héroe como víctima de una enorme soledad. Pero eso no aplica sólo a los héroes de los cómics, sino a todos lo que luchan por un ideal, a quienes dedican sus esfuerzos a la tarea tan estéril como indispensable de hacer que el mundo sea menos malo. Aquí entran los artistas, los científicos, los verdaderos líderes.

    Bale está muy bien en su papel, como era de esperarse, pero Ledger... no sé qué decir. Temo que su muerte obre contra él. Su actuación es extraordinaria. Nicholson hizo un gran joker, acorde a la época, al tono que tenían las películas de Batman en ese entonces y a su propia leyenda, pero Ledger reinventa la peor pesadilla de un héroe: Un criminal inteligente, sensible a la trascendencia de su rol en la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Encontré un buen articulo sobre Christian Bale la verdad esta bastante interesante, ya que se habla sobre su ultimo trabajo en la pelicula de batman, si les interesa leerlo pueden entrar a http://www.revistaopen.com.mx/

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje, recuerda que todos tenemos una opinión y todas merecen ser escuchadas