miércoles, 8 de julio de 2009

Public Enemies/ Enemigos Públicos

Public Enemies/ Enemigos PúblicosAhora si, nada que reprocharle a los exhibidores/ distribuidores mexicanos, ni con el título, ni con una larga espera para el estreno en México.

Public Enemies
de Michael Mann es una de las decepciones de la temporada, tiene a tres grandes actores, a John Dillinger un personaje que se ha convertido en leyenda, presupuesto para su adaptación y Mann estuvo involucrado en el guión, estuvo detrás de la cámara y fue productor, así que es a él a quien yo señalo como el culpable de que esta cinta no funcione.

No recuerdo donde fue que leí que "
El conflicto es la esencia del Drama
", a ésta película, que por la falta de drama parece eterna le podemos recriminar habernos prometido tanto en el trailer, pero, ahí los equivocados fuimos nosotros, yo odio ésta manía moderna de hacer los trailers una película resumida, pero hoy en día, desde el trailer casi siempre podemos predecir si una película hollywoodense será un bodrio o no, y yo pensé que el trailer estaba hecho con cuidado y se habia guardado lo mejor para la pantalla grande, pero no, esa historia que no aporta nada, medio confusa y que vaya que se hace larga estaba ahí desde el principio.
Condenado Mann, la cinta no es mala, pero, le falta emoción, no pasara a las listas de las grandes películas del genero a menos que empieces a hacer ofertas que no puedan rechazar, y es que cuando la has dejado reposar comienzas a notarle virtudes, como el gran trabajo que hace Depp por ser una versión de Robin Hood, un criminal carismático, astuto y que haga que los que lo persiguen se obsesionen con él, es un amigo fiel, un hombre de una sola mujer, es difícil no querer que se escape y burle a sus captores, pero el guión solo llega hasta cierta distancia, Purvis, interpretado por Christian Bale es otro caso, su personaje no conecta, a lo mejor esa era la idea de Mann, pero por alguna razón ese acento tan odioso, me hacía recordar la voz que le pusieron en The Dark Knight y no lograba empatizar con él, mención aparte merece Marion Cotillard, no le dan nada para trabajar, es sólo una chica que robo el corazón de Dillinger y por lo menos a mi me pareció que con justa razón, después es una víctima de los abusos policiales, dispuesta a sacrificarse por el buscado asaltabancos, pero que desperdicio de actriz.

Mann tiene cosas buenas, pero ésta cinta elevo tanto mis esperanzas, que me dejo frío, y como lo comenté en twitter, no nada más a mi, la sala estaba adormilada cuando termino, y hasta había dos o tres espectadores que estaban viendo para adentro.


Un debate aparte merece si es bueno o malo, si es justo para la cinta o no estrenarse en la época del cine hiper-activo, más visual que de sustancia, hay quienes dicen que no es bueno para la cinta estrenarla en ésta época en que las audiencia están acostumbradas a dejar la neurona en la taquilla, pero, en mi caso, que voy al cine cada que puedo, no me parece así, una película es buena hoy, mañana y siempre, ya ven aquello de "El que es perico...." y es bueno que haya cintas más profundas que la piel de un cacahuate en cartelera, aunque mis amigos los exhibidores tienen complejos de 16 salas para poner sólo cinco películas y eso, unas alternandose.

En resumen, me gusto, pero todo lo que yo me imaginaba que podría ser me deja insatisfecho.

1 comentario:

  1. A mi no me gusto nada.

    La historia no tenia nada de interés, era plana, frívola y sin ninguna emoción.

    El diseño de producción fue muy pobre, se veía como una película de muy bajo presupuesto, lo cual me sorprendió mucho por que no es algo que acostumbres ver en una película de Michael Mann y menos contando con ese tipo de estrellas.

    Pero lo que de plano no perdoné fue el manejo de cámaras tipo Dogma, lo cual no va para nada ni con el tema ni con una película de época.

    Una verdadera decepción para mi... Es más me salí a la mitad, de plano no vi nada de interés.

    :(

    Que feo verano nos están recetando.

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje, recuerda que todos tenemos una opinión y todas merecen ser escuchadas